Análisis del Diseño y construcción de un Micro Turborreactor para el Laboratorio de Mecánica y Energía de la FIUNA

“Análisis del Diseño y Construcción de un Micro Turborreactor para el Laboratorio de Mecánica y Energía de la FIUNA” se denomina el Trabajo Final de Grado (TFG) presentado por los ahora Ingenieros Fátima María Raquel Ferreira Mendieta y Ernesto David Petersen Servín, como última prueba para egresar de la carrera de Ingeniería Electromecánica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (FIUNA). La exitosa defensa del trabajo se realizó el pasado jueves 31 de mayo en la Institución. 

El campo de las turbomáquinas térmicas, dentro del rubro de la aeronáutica, es uno de los campos que en nuestro país cuenta con desarrollo y explotación escasos o nulos. En este sentido, como muchos otros países, el nuestro depende de los pocos grandes fabricantes de turbomáquinas y aeronaves que existen en el mundo. Incursionar en este rubro podría ser una ventaja estratégica para cualquier país (incluido el nuestro) que tenga esta iniciativa, ya que además de poder autoabastecerse de estas tecnologías, esto abre la posibilidad de competir en un mercado global donde se pueden ofrecer bienes y servicios a clientes en todo el mundo, sin ignorar el hecho de que se podrían producir a nivel nacional avances tecnológicos que el mundo todavía no ha visto.

El Trabajo Final de Grado presentado consistió en analizar el diseño predefinido de un motor de avión a escala del tipo turborreactor y luego construirlo, para el Laboratorio de Mecánica y Energía de la FIUNA.

Para su realización, los ahora ingenieros electromecánicos estudiaron el funcionamiento de un turborreactor, analizaron el diseño geométrico del micro turborreactor MW54 del fabricante WREN Turbines Ltd. y las variables termodinámicas y mecánicas que se verían afectadas o que podrían afectar el funcionamiento del motor si duplicaban el tamaño de este motor. La velocidad de rotación máxima prevista para el sistema es de 60.000 rpm. Construyeron el motor en su totalidad, comprando los materiales de depósitos locales y siendo los procesos de fabricación llevados a cabo en el laboratorio de Metalmecánica de la Facultad de Ingeniería o en la Metalúrgica «Dávalos Hermanos». Una vez construido, arrancaron con éxito el motor, logrando éste marchar de manera autónoma a partir de las 10.000 rpm.

Finalmente, llegaron a al conclusión de que es posible construir un micro turborreactor con materiales locales y con los procesos de fabricación disponibles en el país.

Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

Realice la siguiente operación antes de enviar * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.